31 may. 2013

Eyes Wide Shut



Sinopsis:

William Harford es un respetable médico neoyorquino cuya vida parece ir muy bien: está casado con una preciosa mujer, tiene una hija y hace un trabajo que le gusta. Pero, al día siguiente de asistir a una fiesta, su esposa Alice le habla de unas fantasías eróticas y de cómo estuvo a punto de dejarlo por un desconocido. Abrumado por esta confesión, acaba entrando en un local, donde un antiguo compañero le habla de una congregación secreta dedicada al hedonismo y al placer sin límites. A partir de entonces un mundo dominado por el sexo y el erotismo se abre ante él.

Crítica:

Ojos que no ven, corazón que no siente

A pesar de las muchas teorías que se han formulado acerca del significado de esta película, personalmente creo que aún hay mucho que decir. Para mí, "Eyes Wide Shut" es "El séptimo sello" de Kubrick, su obra más compleja y menos comprendida (a pesar de que la de Bergman haya sido muy valorada, al contrario que la de Kubrick, creo que aún residen muchos secretos por desvelar en esa película, igual que en esta).

De hecho, cada persona interpreta esta película de forma diferente, dependiendo de su forma de ser, de ver las cosas, su mentalidad, su corriente filosófica, su inclinación política...

Mucha gente dice que no es una película digna de Kubrick, que ni siquiera parece hecha por él (aunque realmente basta con ver los "títulos de crédito" iniciales, es decir, los primeros 15 segundos de la película para darte cuenta que es puramente de Kubrick) y sinceramente no lo entiendo, si de verdad es lo que piensan será porque no es una película "al uso" de Kubrick (es decir una obra maestra con alguna que otra idea, aunque no siempre y nunca con el fin de moralizar), sino que se podría decir que en cuanto a aspecto visual es más corriente (aunque la fotografía sea perfecta, su juego de colores con emociones es impresionante), tiene mucha más profundidad que las demás, es un pozo donde solo unos pocos han llegado hasta el fondo, pero ahí se han encontrado una trampilla cerrada con candado por el propio Kubrick, donde solamente él tuvo acceso y nadie más ha visto ni verá nunca.

Incógnitas, eso es lo que jode a mucha gente, las incógnitas sin resolución, algo que a mí me encanta, un misterio deja de ser un misterio si se le revela un final, una solución. Las preguntas sin respuesta abundan en esta película (de hecho, prácticamente se podría decir que son la base de la película), el misterio, un sofisticado onirismo que rodea toda la película, una niebla densa imposible de disipar.

Se dice por ahí que es lenta, muy lenta, y eso no lo niego en absoluto, sin embargo toda la gente se toma este adjetivo en el cine como algo negativo cuando puede ser positivo si esta lentitud es guiada por una buena mano, como por ejemplo por Stanley Kubrick o Michael Haneke, el rey de la lentitud (con su obra maestra "La cinta blanca" como corona). Hay un elemento que es el contrapunto de la lentitud y que puede llegar a contrarestarla por completo si se usa bien: la intriga. De momento esta es la segunda película que siendo increíblemente lenta, se me ha hecho increíblemente corta (la citada "La cinta blanca" la primera), y todo por un buen y dosificado uso de la intriga, en ambos casos una intriga malsana y de mal presagio.

Si hay un elemento muy destacado de Kubrick que no ha sido tan valorado como su técnica en sí al rodar una película es su capacidad para crear atmósferas con apenas unos segundos, basta con ver la presentación de "Eyes Wide Shut", solamente le basta con una música adecuada ("Jazz Suite n.2 - Waltz n. 2" de D. Shostakovich en esta ocasión, una bellísima pieza que muestra ya un ambiente sofisticado); se pueden dar varios ejemplos a parte de "Eyes Wide Shut", como son "La Chaqueta Metálica" (con un inicio igual de sencillo que en esta película con la canción "Hello Vietnam" de Johnnie Wright) o el estridente y magnífico inicio (e igual de sencillo) de "Barry Lyndon" con la canción "Sarabande" de Georg Friedrich Händel. Una excepción es la introducción de "La Naranja Mecánica" (para mí posiblemente el mejor de la historia del cine) con ese rojo inicial combinado con ese azul, creando así una violencia en las imágenes indescriptible, combinado con la perturbadora canción "Funeral of Queen Mary" de Henry Purcell.

Si el propio Stanley Kubrick afirmó que esta era su mejor película (siendo él de los mejores directores de la historia, aunque para mí posiblemente el mejor), esto hace que "Eyes Wide Shut" sea, en teoría, la mejor o de las mejores películas de la historia del cine. ¿Es cierto? Pues es posible, pero aunque lo sea dudo que nunca sea reconocida como tal, posiblemente porque nunca llegará a ser valorada como lo que es: las emociones y los pensamientos de Kubrick puestos en una película. Una obra digna de estudio.

Nota: 9

La cinta blanca - Das weisse Band - Eine deutsche Kindergeschichte



Sinopsis:

(Recomiendo personalmente que no leáis ni la sinopsis ni ninguna crítica ni veáis el tráiler antes de ver la película, es mucho mejor) En 1913, en vísperas de la Gran Guerra (1914-1918), accidentes inexplicables perturban la tranquila vida de un pueblo protestante del norte de Alemania. 

Crítica: 

La pureza del mal

Fin de la película. Mi corazón parece que esté desesperado por salir disparado de mi pecho. No sé que pensar. No sé que sentir. Tengo miedo, tristeza, odio, estoy en un mar de penumbra. Sé que debo escribir una crítica al instante, aunque no sé por qué. Tampoco sé que voy a decir ni de que forma. Lo estoy haciendo.

Por mucho que le de a mi cabeza no consigo saber el por qué. Cuando llevaba una hora de película no me estaba aburriendo, sin embargo tampoco pasaba nada del todo relevante. Ahí me estaban preparando para lo que vendría después. Viniendo de Haneke no sabía que pensar ya que solamente había visto una de sus películas, "Funny Games", la original. No sabía que vería una película veinte veces más violenta que "Funny Games". No, no es una película "violenta" según el uso clásico de la palabra. Sin embargo, la violencia es el elemento más común de esta cinta.

Un pueblo nevado, es invierno. Todo es blanco. Pureza. La belleza de las imágenes de deslumbran. Cuando sin darte cuenta, tú ya formas parte de ese bello pueblo. Estás jugando con la nieve, luego das un paseo. Por alguna razón estás siguiendo una ruta. Haneke te ha dado un mapa y tú lo vas siguiendo. Observas cada situación que él te dice que observes de la manera que te dice que la observes. Ves a mucha gente diferente. Todos tienen sus manías, todos tienen sus gustos, todos tienen sentimientos. Todos tienen maldad. ¿O puede que no? Parece que en ese pueblo nada es lo que parece. Al observar las situaciones a las que sometidos los personajes te fijas, por alguna razón, en los niños. Te fijas en cada movimiento, cada gesto facial, te fijas y ves cuando uno está mintiendo, cuando otro tiene miedo. Poco a poco te olvidas de la belleza del paisaje. Te dices a ti mismo que la inocencia es la absencia de maldad.

Son las 20:24 y mi corazón sigue desesperado por destrozar mi pecho a base de brutales golpes. Sigo sin saber por qué. Aunque no lo sepa y piense en otras cosas, siento los golpes que da mi corazón. Y vuelvo a pensar en todo ello. Pero sigo sin saber por qué.

Nota: 9,75

5 may. 2013

Watchmen



Sinopsis:

Estados Unidos, años 80. La Guerra Fría está en su apogeo, y los superhéroes, que antes habían sido admirados, ahora son perseguidos por la ley. Un día aparece muerto uno de ellos, "El Comediante", que trabajaba para la CIA. Su amigo Rorschach, el único héroe enmascarado en activo, emprenderá la investigación de su muerte, tras la que se oculta algo muy importante. Esperadísima adaptación del cómic de Alan Moore y Dave Gibbons (1986).

Crítica:

Los antihéroes

El polémico y surrealista Zack Snyder hizo algo muy valeroso, se atrevió con un proyecto con el que ni los mismísimos Darren Aronofsky, Terry Gilliam y Paul Greengrass no se atrevieron, puso su par de pelotas encima de la mesa y se puso a crear esa magnífica joya cinematográfica llamada "Watchmen".

Me cuesta entender las críticas negativas hacia esta película, la verdad. Lo único que comprendo es que digan que es demasiado larga (reconozco que ganaría con unos minutos menos, sin embargo tampoco no resulta demasiado molesta esa longitud del metraje). A parte de eso, repito que no lo comprendo. Estéticamente es perfecta, de forma indiscutible, tiene una fotografía sombría y decadente, justo como debe ser en este caso; tiene unos efectos especiales destacables, eso tampoco lo puede dudar nadie; y que nadie me hable de la banda sonora, para mí intocable.

Respecto al contenido de la obra, tengo entendido que es bastante fiel al cómic (el cual aún no he leído, pecador de mí), tiene un guión más que sobresaliente, aunque eso sí, extremadamente complejo, increíble. Por eso comprendo la duración de la película, he visto muy pocas películas donde los personajes tengan tanta personalidad, todos son especiales, todos son diferentes, todos tienen su carácter, perturbable o no, todos tienen sus "creencias", todos tienen filosofía propia, por eso la película resulta tan compleja, porque cada personaje te sumerge en un mundo completamente diferente.

Cuando estás con el Búho Nocturno estás con una persona tímida, cerrada en sus propios recuerdos, intentando ser "normal" para poder no destacar, aunque siempre con miedo encima, por lo tanto te encuentras en un mundo pasivo, suficientemente bondadoso y tranquilo, pero con miedo, siempre con miedo.

Cuando estás con Rorschach estás con una persona despiadada, prácticamente con un psicópata, pero con mucha personalidad, una persona completamente aferrada a su máscara, estando con él el mundo resulta un basurero, unas alcantarillas donde todos son ratas, donde todo es violencia, prostitución y crimen, lleno de monstruos que aparentan ser seres humanos.

Cuando estás con el Doctor Manhattan estás con una persona omnipotente, sabia, extremadamente mística y siempre con una cierta bondad, con él el mundo no es más que tierra con seres vivos, pero de ínfima importancia, estás en un sitio que no significa nada en medio de ese universo, insignificante.

Cuando estás con El Comediante estás con una persona sin moral alguna, con una personalidad nihilista y sin ninguna clase de compasión, en un mundo donde todo es una gran broma, donde nada tiene sentido alguno y donde nada representa nada.

Cuando estás con Ozymandias estás con una persona de carácter condescendiente, con una persona inteligente, que busca el bien de la humanidad con su amplio conocimento y su intelecto superior, aunque de carácter utilitarista, en su mundo nada es demasiado bueno para la humanidad, en ese mundo todo debe ser sostenible, equilibrado.

Cuando estás con Espectro de Seda estás con una persona bondadosa, relativamente inocente y compasiva, de buen corazón, su mundo es el mundo más humano que se puede ver en todo el universo de "Watchmen", es un mundo donde sencillamente pasan cosas buenas y cosas malas.

Aunque quizás me haya excedido con esta pequeña aclaración, es algo muy importante en la película, los personajes y como cada uno resuelve a su manera cada situación que se le presenta.

En resumen, en esta película encontrarás filosofía, acción electrizante, mucha cruda violencia, una considerable cantidad de sexualidad, un sentido del humor muy oscuro y mucha belleza de carácter pesimista.

Nota: 8,75