26 jul. 2013

Expediente Warren: The Conjuring - The Conjuring (The Warren Files)



Sinopsis:

La película esta basada en la historia real de la familia Perron y sus encuentros sobrenaturales en su casa de Rhode Island. Ed y Lorraine Warren, investigadores de renombre en el mundo de los fenómenos paranormales, son llamados por una familia aterrorizada por una presencia oscura en una granja aislada. Obligados a enfrentarse a una poderosa entidad demoníaca, los Warren se encontraron atrapados en el caso más terrorífico de sus vidas...

Crítica:

Wan se ha sacado el doctorado

Hay que reconocer que James Wan ha madurado mucho desde la película que supuso su primer éxito, "Saw" (la cual me encanta). Su carrera ha sufrido una palpable transición, solamente fijandose en sus tres películas más destacadas ("Saw", "Insidious" y "Expediente Warren: The conjuring", con la que se ha ganado mucho respeto de los críticos) ya se puede observar esa evolución. Primero nos presentó un dinámico y sangriento thriller con un original guión que consiguió sorprender al público y a parte de la crítica, luego nos presentó una eficaz película de terror que dejó a todo el público horrorizado y satisfació a un sector de los críticos. Por último está esta película, que en una sola semana se ha ganado la casi unánime alabanza de la crítica y la atención del público.

En esta última película (similar a "Insidious" en ciertos aspectos, aunque superior respecto a calidad) ha sabido como plasmar de forma perfecta una historia absolutamente terrorífica y a la vez líneal, con mucha calidad artística, algo que muy pocas veces se ha conseguido. Al igual que en "Insidious", no destaca por su originalidad, (en cierto modo es casi todo una sarta de tópicos), pero sabe como usar esos tópicos para que te sorprendan, para diferenciarse del resto de películas de terror.

Hay gente que dice que principalmente te basas en dos puntos de una película para puntuarla: el inicio y el final, que aunque no sea del todo cierto, el principio y el final de una película son algo más influyentes, ya que uno sirve para introducirte en la película y el otro es para que se te quede en la mente, por eso un buen final es capaz de hacer que te quedes pensando en una película que es mala todo el rato menos en el final. Wan se aprovecha de ese hecho al igual que hizo en “Insidious”, que consigue que con la introducción de la película pienses “¿dónde me he metido?”, una presentación que te pone los pelos de punta.

Sin duda alguna Wan ofrece la mejor dirección que ha hecho hasta la fecha, basta con ver el plano secuencia de la mudanza, como inyecta tensión en cada escena, consigue ponerte nervioso en cada escena aunque nada pase ni vaya a pasar, porque consigue meterte en esa casa (al menos si estás en el cine, claro) y consigue que cada fenómeno paranormal lo vivas como si estuvieran pasando en la sala de cine.

Lo más soprendente de la película es como consigue juntar tantos “clichés” del terror y que consiga algo eficaz e inquietante, en esta película el hecho de saber que algo pasará no la hace menos terrorífica. Creo conveniente destacar las interpretaciones, que suelen ser regulares en las películas de terror (claro que hay excepciones).

Otro elemento que Wan aprovecha son los efectos sonoros, sin verse obligado a recurrir al típico truco del sonido estridente para asustarte (que en muchas ocasiones lo que te asusta es el ruido en sí más que la película). Para mí, una de las cosas más terroríficas que puede haber es un buen contraste sonido/imágen, es decir, que en la pantalla haya mucha tensión y haya como banda sonora algo contrario a tenso, una canción alegre, feliz (como ya usó en “Insidious” y resultó increíblemente eficaz), aunque en este caso no lo usa tanto, eso es algo que siempre me da un mal rollo espectacular.

Si bien no todo lo que cuenta la historia es real (al menos eso tengo entendido yo), el hecho de que la mayoría de cosas pasaran de verdad es una idea donde prefiero no meterme, al fin y al cabo la ignorancia da la felicidad, y yo seré feliz mientras sea un ignorante en este campo.


Nota: 8

24 jul. 2013

Only god forgives



Sinopsis:

En Bangkok, Julian, un fugitivo de la justicia estadounidense, dirige un club de boxeo tailandés que actúa como tapadera para su tráfico de estupefacientes. Su madre, jefe de una amplia organización criminal, desembarca procedente de Estados Unidos para repatriar el cuerpo de su hijo favorito, Billy: el hermano de Julian ha sido asesinado tras haber masacrado salvajemente a una joven prostituta. Llena de odio y venganza, exige a Julian la cabeza de los asesinos. Julian deberán entonces enfrentarse a Chang, un extraño policía jubilado, adulado por los demás policías.

Crítica:


Esta no es una película corriente, esta es una película de Nicolas Windign Refn. Para quién haya visto algún trabajo suyo (sin contar "Drive", probablemente su película más "convencional" de las que yo he visto) ya sabrá lo que eso significa. Significa que a él no le molestan planos largos y silenciosos, como bien es sabido que le gustan a Haneke, por ejemplo; significa que en la pantalla puede salir una considerable dosis de violencia; significa que no verás algo "entretenido"; significa que verás algo especial.

Esta película ha recibido muchos abucheos y muchas malas críticas, dicen que no tiene argumento, dicen que es muy violenta, dicen que es tediosa, pues bien, yo estoy dispuesto a revocar (o a justificar) esos adjetivos, para eso estoy yo aquí.

¡No tiene argumento!: Pues sí que lo tiene, aunque no lo necesite al beber directamente de la brillante dirección de Refn o de su perfección visual y estética. Dicen que no tiene ni la más mínima complejidad psicológica, algo bastante equivocado (en mi opinión, claro).

Para justificar lo dicho anteriormente necesitaré otro párrafo, me gustaría hablar del personaje de Gosling. Dicen que es absolutamente impasible, sin ninguna actuación por mostrar, pues bien, a mí no me ha resultado difícil ver la complejidad de su personaje basándome únicamente en su actuación. Ese personaje es un personaje atormentado, de corazón puro pero lleno de odio, esas dos partes de él se pueden ver claramente, por una parte tenemos al Gosling de ojos tristones, el que abunda durante la película, pero por otro lado está su lado que le cuesta controlar, su ira, es como un ángel caído al infierno, donde su pureza se ve corrompida por una maldad como inercia*.

Por otro lado está el personaje "antagonista", un duro ex-policía con una curiosa filosofía propia, una especie de justiciero infernal, un hombre que está en un pedestal de la policía de Bangkok. Sus métodos son poco ortodoxos, pero eficaces, él es la justícia en Bangkok.

Básicamente la película es el resultado de esos extremos representados por el policía y por Julian, muy diferentes pero en cierta manera muy similares.

A otro rollo, ¡es muy violenta!, me parece bastante estúpido decir eso. Hay miles y miles de películas tan o más violentas que esta y el 80% de ellas no está tan justificada como aquí, es necesaria para retratar la mano dura de la venganza y de la justícia, la naturaleza violenta de ambos bandos con tal de lograr aquello en lo que creen.

Y lo de ¡es tediosa! pues enhorabuena, no lo es para mí, a mí me pareció inteligente y calmada en su lugar, hay gente que confunde lo tedioso con lo serio, con lo reflexivo, no hay tedio en esta película, solo hay luces de neón y venganza, no hay sitio para nada más en un lugar donde solo dios perdona.

En definitiva, una película que puede gustar o no (o puede estar en la franja regular/interesante porque no he entendido una mierda), pero en cualquier caso son innegables sus méritos. Faltan más como Nicolas Windign Refn.

Nota: 7,25

Spring breakers



Sinopsis:

Cuatro jóvenes estudiantes con ganas de mucha juerga acaban en la cárcel, tras ser sorprendidas en una casa llena de drogas durante sus locas vacaciones escolares de primavera (spring break). Pronto salen bajo fianza gracias a un joven traficante de armas y de drogas (James Franco) que ve en las chicas a unas potenciales delincuentes que usar para sus intereses.

Crítica:

El contracine (hasta nunca, Disney)


Hay gente y gente. Hay hipócritas y hipócritas. Y al parecer esta película es como un imán para tales hipócritas. Hay varios puntos que quiero comentar sobre esta película, pero empezaré con una crítica a la gente que la crítica sin motivo.

Para empezar, voy a criticar a los simplistas. Los simplistas son una clase conocida de "críticos" de cine, son aquellos que relacionan el tema de la película con la calidad de la película, es decir, que si ven una película sobre las guerras en África dirán que es una genialidad y que les emocionó mucho, en cambio si ven una película de jóvenes yendo de fiesta en fiesta dirán, por puro reflejo, que es una basura. Como en esta película las 4 protagonistas son chicas jóvenes que van por ahí bebiendo y drogándose ya no puede ser una buena película por los simplistas, porque salen culos y tetas en fiestas con alcohol y drogas. Esos mejor que no se molesten en verla.

Hay otros que dicen que tiene un guión absurdo, que no es realista ni creíble, no se dan cuenta que no es la intención, esta película podría no tener un guión físico y no se notaría la diferencia, porque básicamente su estética es su guión, es lo que pretende transmitir (claro que ayuda ese espíritu de descontrol y desenfreno).

Por cierto, para esos que se avergüenzan de que haya Skrillex en esta película: lamento deciros que lo que es esto es una canción dubstep en versión cinematográfica.

Esta película se divide en dos claras partes:
- La primera parte, donde prácticamente lo único que se ve son fiestones de la ostia con alcohol y drogas a ritmo de dubstep y música house.
- La segunda es una fusión entre "Drive" y "Bronson" de Nicolas Windign Refn (a nivel estético, claro) substituyendo los protagonistas por cuatro chicas monas y un gángster rapero nihilista y vividor (James Franco es épico).

De la primera parte casi no hablaré porque no hay demasiado que hablar, esa parte es como una película de adolescentes pero con una estética absolutamente perfecta y un magnífico montaje, esa parte es un preludio de la segunda parte. La segunda parte no es nada, es puro color, puro preciosismo visual, pura exageración, pura estética con una ideología nihilista de fondo. Como dice mucha gente, esta película se podría considerar que es un reflejo de la nueva generación, de la cultura "pop", hipster, moderna o como quieras llamarla.

Con esta película ha quedado demostrado una cosa: Harmony Korine puede ser un magnífico director si se lo propone, basta con ver esta película, te guste o no es innegable que Korine posee un dinamismo único.

Finalmente quiero remarcar un par de escenas dignas de museo:
- El plano secuencia del atraco, si la vieras en medio de "Drive" ni siquiera te darías cuenta de que no es la misma película, gran escena.
- Violencia al ritmo de Britney Spears al piano interpretada por James Franco ("Everytime", para ser exactos), una escena particularmente preciosa, de esos momentos mágicos que te regala el cine.
- El final, puede que a algunos les guste y a otros les de asco, pero sigue siendo un final con gran estilo, el punto culminante de ese sueño.

Nota: 8,5